Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

lunes, 28 de junio de 2010

Sommerfest - Freitag Juli 2


Se viene la Fiesta, con un programa multicultural y abierto a la diversidad y el calor... humano!
Siéntanse bienvenidos/as todos/as quienes estén de paso por Berlín. La cita es este viernes 2 de julio a partir de las 14 Uhr.

Un abrazo y saludos de MaMis en Movimiento.

jueves, 17 de junio de 2010

Ich-tegration, voces y caminos de desencuentro para el encuentrro


El recorrido que he realizado junto a MaMis en Movimiento me ha traído muchos momentos gratificantes. Las MaMis somos reconocidas como un equipo de trabajo bien organizado y planificado. Sin embargo, hay energías que movilizan más allá del trabajo: el tiempo que dedicamos al acompanamiento personal y a los paréntesis para la reflexión de nuestras vidas y prácticas como madres en la migración.

El ano 2010 nos cogió con una avalancha de tareas y expectativas que surgieron en varias instituciones y personas. Hemos avanzado mucho haciendo cosas y ganando reconocimiento de varios organismos alemanes y lo más lindo, de nosotras mismas. La llegada de nuevas miembros nos fue dando un nuevo aliento y mucha calidez y calidad a nuestra propuestas en acción. Así, del trabajo y la acción, nos vimos en la necesidad de retomar la reflexión con que empezamos las primeras 8 mujeres del grupo. En ese contexto nació la idea de un espacio para el diálogo íntimo y personal. Lo llamamos Ich-tegration. El nombre había estado rondando en mi cabeza mucho tiempo gracias a una entrevista que Charlotte L , una estudiante de la Universidad de Leipzig, me hizo durante este largo invierno. Mientras ella me explicaba su análisis de mis respuestas, moví sus papeles y armé la palabra que ya sentía llena de contenido. Las demandas del grupo, me ayudaron a darle vida, cuerpo y forma.

Luego de varias sesiones con ellas, me siento sobre pasada y nuevamente gratificada. Estos encuentros me han ayudado a precisar mis búsquedas, los puntos que quiero negociar con mi pareja y a valorar de otra forma mi ser madre y mujer en Berlín. Son muchas las ganancias que podría compartir pero siempre pienso en el valor de lo que hacemos frente a la liviandad de las palabras.

Deja que la pregunta sea pregunta para que la respuesta sea respuesta

En este camino que nos ofrece la maternidad, son las preguntas lo que más abundan en temas y colores. La frase de este acápite me ayuda a tomar con calma lo que hoy es una realidad cotidiana. Recuerdo a mi asesor repitiendo esta frase cada vez que me aceleraba por contestar sus inteligentes preguntas. Marita, me decía, deja que las preguntas sean preguntas para que las respuestas sean respuestas. Me llevó un tiempo entender que no siempre el que contesta primero, sabe más. Las veces que dejé anidada alguna pregunta a que se cociera en el tiempo, me quedé maravillada de la baraja de opciones que podían salir en el proceso de querer contestarla.

La maternidad para bien o para mal, suele apurar la historia y nos exige respuestas rápidas. Sin embargo, los momentos de cercanía en silencio o de baile con nuestros ninos/as nos dan oportunidades maravillosas para poner un poco en orden la casa interior.

Sea por la experiencia familiar o por el hecho de tener que educar/educarse en un espacio extrano a nosotras, la situación se puede complicar aun más. Venimos con un bagaje que nos indica cómo debe ser una mamá y estas formas deben probarse y contrastarse con otras que van en una lógica, a veces totalmente opuesta.

La demanda de nuestros ninos orientan cómo priorizar el tiempo y la balanza pero cuando ésta se suma a las aspiraciones profesionales de una mujer, no siempre es fácil encontrar el camino adecuado. Empezamos a pelearnos con nosotras mismas y con esta realidad que no nos comprende y generalmente, sufrimos. Me ha tocado pasar algunas crisis por los cambios - debería decir: por la independencia - de mi hija y esto cuesta asumirlo. Con el tiempo, veo que no siempre se trata de contraponer un tipo de madre con otro sino que muchas veces, dependiendo del momento, estos tipos diversos se posicionan en nosotras, en fases distintas.

Buena madre, mala madre...

Hay, entonces, un tiempo para lamentarnos por no ser la mamá perfecta o porque nuestros hijos muestran cosas que nos causan desconcierto ya que casi siempre una se siente culpable de estas actitudes o cambios de conducta. Olvidamos que los ninos/as per se no son calco y copia de nosotras o de lo que les entregamos. Ellos/as tienen un determinado margen de libertad para ser lo que son y quieren ser.

Otro tiempo es el de querer trabajar y sentirse útil. Lejos de las exigencias del capitalismo y sus mitos, muchas mujeres tienen el deseo de desarrollarse en áreas que la maternidad per se no te da. El ser humano tiene muchas vetas para ser creativo y aunque ahora considero que la muestra máxima de esta capacidad nos la da el ser madres, la posibilidad de intercambiar con otras personas, experiencias, saberes y prácticas nos ayuda mucho a romper con la monotonía y explorar otros mundos en nosotras mismas. Los temores para reinsertarse en el mundo laboral, muy frecuente en nosotras, depende mucho de otros factores, que no necesariamente son determinados por la maternidad. No es lo mismo pensárselo a los 20, 30 ó 50 anos ni tampoco al margen de nuestra historia familiar o la calidad de relación que tengo con mi pareja, muchas veces hombre y ajeno a mi tradición cultural y familiar.

Haciendo un balance sobre lo que he vivido estos dos anos de Rosa Linda, veo que mi vida no se dibuja en una línea horizontal sino que tiene muchas curvas y que cuando pienso que me estanco, algo pasa y vuelvo a repuntar. Los conflictos y los cuestionamientos, sobre todo aquellos que vienen del corazón en base a lo que nos toca escuchar de nosotras mismas y de otros, siempre apuntan a algo nuevo. Ayuda mucho, respirar, hacerse una pausa, escuchar al corazón y tomar una decisión. Esto es lo que en definitiva me da el contacto diario con mi hija y otras madres como yo en este camino tan increíble e incierto como es la maternidad.
Dejo ahora ante ustedes, otra invitación a seguir caminando a sabiendas que se trata de una ruta que nos puede dar sorpresas de todo tipo. Nuestros ninos son la mejor muestra de lo que es caminar así: cayéndose y levantándose, sin temor de llorar porque se saben acompanados/as por su mami o papi. Aunque ellos/as no sean muy conscientes, es fascinante saber lo mucho que pueden ayudarnos... La posibilidad de hablar y relacionarse con otras madres en forma abierta y honesta son otra forma de ensayar reflexiones y decisiones.

... Alejarse del camino en solitario - diferente a decidirse por la soledad o el silencio - es lo que nos ayudará, en definitiva, a darnos cuenta que tú tampoco estás sola.

Gracias Rosa Linda, gracias mis queridas MaMis.

domingo, 13 de junio de 2010

Ecos del Sistema Educativo Alemán

Por discutir:

1. Was sind die verschiedenen Bildungswege und für was
stehen die einzelnen Schultypen: Ich hatte hier den
Eindruck aus den Diskussionfragen, dass hier doch noch
nicht vieles klar ist und man an der Stelle noch viel
mehr Aufklärungsarbeit leisten müsste.

2. Welche Möglichkeiten gibt es zwischen den verschiedenen
Bildungswegen aufzusteigen? Ist die Hauptschule die
Sackgasse, oder was gibt es an weiteren Möglichkeiten.

3. Welchen Einfluss habe ich als Elternteil um auf die
Entscheidungen der Lehrer zur Übergangsempfehlung
Einfluss zu nehmen?

jueves, 10 de junio de 2010

Otro día lindo... probándome



Hoy fue un día de mucha energía. Energía nueva que nos da el sol y los nuevos momentos que trae la vida. Hoy me tocó hacer de baby-sitter de dos ninos, inlcuida la mía. Para muchas mamis, esto no tendrá nada de especial pero para mí ha sido todo un reto. La única nina que he cuidado antes y después de quedar embarazada, ha sido Rosa Linda, mi hija. Quienes me conocen, saben lo tremendamente difícil que suena a mis oídos tener que encargarme de ninos o bebés. No tengo nada en contra, obviamente, pero siempre me he sentido incapacitada para hacerlo. Solo Rosa Linda, me va guiando de la mano y sorprendiéndome de todo lo que una aprende en esta tarea cotidiana de ser madre.

Había oído rumores sobre lo difícil que sería cuidar al querido amigo de mi hijita, así que estuve algo temerosa por hacerlo. Pero todo resultó al revés. El nino al que cuidé hoy resultó ser un caballerito; muy activo por cierto, pero igualmente abierto a intentar entender mi todavía precario alemán y a aceptar las comidas o reglas que debía impartir durante las 5 horas que estuvimos juntos.

Hacerle reconocer que era el mayor de la casa, me ayudó a cuidar también a Rosa Linda y a disfrutar el sol, saliendo de la manito, comiendo helados y jugando con arena. Agradezco mucho la confianza de sus padres por habérmelo encargado y darme la oportunidad de ir sacando de mi bolsa de ideas, algunas estrategias para lograr que dos ninos tan activos - mi hija también lo es! -, puedan disfrutar algo el tiempo que pasaron conmigo. Mentiría si digo que fue una experiencia fácil pero me dejó un sabor distinto sobre lo que puedo hacer a pesar de mis dudas y limitaciones propias. Si hay otra oportunidad, intentaré armarme de confianza y dejar ser el momento.

......

Más tarde, el sol no paraba y Rosa Linda y yo fuimos a un picnic para celebrar el primer anito de Emilia, una bebita de otra buena amiga. Nos tocó compartir una piscinita con otras ninas - casi todas - y compartir momentos muy lindos con las mamis que nos acompanaron.

Como ven, es muy fácil pasárselo bien y ser agradecidos con la vida. Nada más lindo que sentir el sol en el cuerpo y en las caritas de nuestros ninos.

Gracias por otro día especial y por el sol que me dejaron dentro.

Noches de Dios....

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??