Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

lunes, 27 de febrero de 2012

U8: la prueba del desarrollo

Hoy teníamos una cita importante con el pediatra de Rosa Linda. Tenía la prueba U8 a través de la cual se hace un seguimiento del desarrollo físico y mental de los niños antes de cumplir los 4 años. Al principio mi hija no quería ir al médico pero felizmente recordó a su amigo, el Dr. Hessel. Apenas llegar, se puso a jugar y conversar con la secretaria y a preguntarme cuándo la iban a llamar. 15 minutos después de haber llegado nos avisaron. Rosa Linda fue medida en tamaño y en el diámetro de la cabeza. Vieron si tenía buen balance y midieron su capacidad acústica y óptica. Todo okay aunque le costaba oír los sonidos muy bajitos.

Luego llegó la prueba de asociaciones e identificación de palabras y algunos conceptos. Solo se le traspapeló la palabra "iglesia" en vez de Kirche. El doctor la comprendió. Al final del examen el médico me preguntó si le daba algo especial porque veía a RL muy despierta. Había algo de compasión porque se imaginaba las que podía hacer esta "jefa de la casa" con su madre. Le aclaré que no todo el tiempo y nos reímos. Como siempre digo, como maestra, estoy enamorado de la evolución de RL pero como mamá es todo un reto:)
Estos exámenes van desde el nacimiento de nuestros niños y son muy importantes. Otra de las pruebas que pasamos y me gustó particularmente es que fue la primera vez que pude seguir toda la entrevista en alemán. Antes solía comunciarme en inglés para estar segura de los detalles de la conversación. Ahora siento que el desarrollo de mi hija va a la par del de su madre aunque la niña sí que lleva una ventaja insuperable.

Espero ahora la U9, en un año más. Rosa Linda ya estará más grande y con un pie casi entrando a la escuela. Es cierto eso de que los hijos crecen muy rápido y cuando menos lo pienses seguro que ya estarán brincando de felicidad porque les tocará pasar por la puerta grande de la universidad, el amor o simplemente por haber superado algún temor insólito. Mi niña sigue siendo el desafío diario a no temer crecer:)

sábado, 4 de febrero de 2012

José Martí y los Niños

El fin de semana pasado asistimos a la presentación de un libro para niños titulado "Julieta, la perrita que se creía humana", de la artista ecuatoriana Elsye Suqilanda. La presentación fue en el consulado cubano y fue parte del programa que prepararon para celebrar un aniversario más de José Martí.

Como suele ocurrir, esta actividad dirigida a la familia concitó la atención de mucha gente. El lugar quedó pequeño de tamaño pero no sacrificó las ganas de estar allí. El programa se extendió. Luego de la exhibición de un vídeo para conocer a Julieta, se repasaron algunos textos en alemán y español. Después se presentó un documental sobre la preservación de las tortugas marinas de Cuba y pasaron a romper una piñata con la figura del "héroe" Elpidio Valdez, conocido por todos los cubanos y allegados.
Cerraron con una película que me remontó a los años 90´s en el Perú. Se trataba de la película animada "Vampiros en La Habana". Al final se explicó que ésta además, era una muestra de la cultura cubana y su apertura a temas como el cuerpo y la sexualidad. Esto, por las "caras" de algunos asistentes a quienes nos costaba conectar ciertas imágenes con una peli para niños. Tengo, sin embargo, un buen recuerdo de esta pieza y fue distinto verla ahora con mi hija de 3 anos. Digamos que la seguí disfrutando.La anécdota del momento fue que con tanto ajetreo y el plan del día que era largo, olvidé algo importante. Cuando me di cuenta ya estaba en casa de la abuela sin internet. No pude conseguir los números del consulado pero pude llamar a la embajada ecuatoriana. No sé quién me contestó pero su amabilidad y paciencia me sorprendieron. Al minuto, había conseguido los datos que necesitaba y pude conectarme con la misma esposa del cónsul cubano. Ella también muy amable, me dio cita y pude recuperar ipso facto el objeto que creía perdido.

Al margen de las diferencias o aciertos políticos que siempre escucho frente a determinados gobiernos, solo quería transmitir esta línea de excepción al sentimiento. Fue la primera vez en el Consulado cubano y mi regreso me ayudó a conocer otras iniciativas que realiza esta institución. Mi hija se lo pasó muy bien y yo me llevo un buen recuerdo. Gracias Martí, gracias Elsye...

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??