Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

sábado, 28 de agosto de 2010

Un excursión para recordar - Pinke Panke

Solo tengo unos comentarios antes de viajar.

La manana de ayer, alrededor de 15 familias nos congregamos en una granja de Pankow, llamada Pinke Panke. Fue una experiencia muy linda y felizmente nos acompanó un buen tiempo. Nuestros guías fueron la sub-coordinadora de MaMis en Movimiento y su esposo: Montse y Micha.

El paseo demoró en empezar por un accidente inesperado que nos hizo pensar en la importancia de tener conocimientos de primeros auxilios. Fue una suerte que Micha fuera coincidentemente, médico, y que la institución respondiera rápidamente. Al cabo de un tiempo, el problema pudo controlarse.

Empezamos el paseo

Nos detuvimos primero a ver los cerditos de la granja combinando las explicaciones en espanol y alemán. Aprendimos, por ejemplo, que los cderdos son los únicos animales en el mundo que no tienen glándulas sudoríparas y que por eso, les encanta revolcarse en la arena para refrescarse. Recordamos que el sustantivo colectivo de cerdo es piara y que existe una variedad de nombres muy graciosos para denominarlos en los países de habla hispana. Inlcuso en Alemania.

Luego pasamos a ver a los gansos. Había que ir con cuidado porque algunos podían empezar a perseguirte:) Andaban en grupo y sueltos por allí.
Fuimos luego, a ver a las ovejas y los conejitos. Las ovejas, nos contaba Montse, son animales muy inteligentes y pueden retener rostros por más de 20 anos. Nos dijeron que la oveja blanca era usualmente algo agresiva pero que las de cara negra eran muy amigables. Pudimos pasar como antes, al corral de las mismas y los ninos podían alimentarlas con la companía de sus padres. En la parte de los conejitos, vimos algunos negros y uno en especial que tenía mucho pelo en la cara.

Más adelante pasamos por un camino verde que nos condujo a Momo y Bruja, dos burritos simpáticos a quiene había que ver de lejos. Estaban comiendo cuando llegamos y algunos no podíamos evitar pensar en Platero y yo. Montse había preparado un texto del autor espanol de esta obra pero los más chiquitos estaban muy entretenidos observando todo, que solo entretuvimos la vista.

El cierre llegó con una foto de grupo frente al Río Panke, que da nombre al lugar. A muchos ninos, como a Rosa Linda, les fascina el agua y había que detenerse allí entonces. Finalmente, nos dirigimos a los ambientes iniciales donde uno se podía sentar a conversar mientras nuestros ninos jugaban. La tertulia no se dejó esperar y los temas iban desde las experiencias que nos trajeron a Alemania hasta el bilingüismo. Todo en familia.

Fue realmente una visita muy linda y un buen pretexto para compartir y conocernos.

Hasta la próxima!

Taller de Cuentacuentos - 3 de setiembre en Das Haus

Hola amigos y amigas,

luego del exitoso taller de Literatura promovido por las amigas de Mar de Colores, se impartirá el próximo 3 de setiembre un Taller de 3 horas a las mamás y papás que tengan interés en leer y/o contar cuentos a los ninos.

Loretta López, nuestra MaMi en Movimiento, dará el taller siguiendo los siguientes objetivos:

- aprender diferentes técnicas de lectura expresiva
- aprender técnicas de improvisación
- desarrollar historias propias, etc.

El taller se llevará a cabo en Das Haus sito en Waidenweg 62 HH 10247 Berlín en Friedrichshain.

Espero que puedan tomarlo y aprender juntas la maravilla de contar cuentos.

Nos vemos y gracias "Mar de Colores" por la iniciativa!

lunes, 23 de agosto de 2010

Excursión y picinic al Pinke Panke de Pankow

Visitaremos esa granja que se encuentra en el "Burger Park" Pankow, donde tanto grandes como pequenos podremos conocer más sobre los animales que allí viven (vocabulario espanol y alemán). Tras la visita y si el tiempo acompana, pueden traer algunos fiambres para comer en el parque.




















Idioma/Sprache: Spanisch/Deutsch

Hora encuentro/ Treffen um: 10:45 horas


Duración visita/Dauer der Besichtigung:


de/von 11:00 horas/Uhr bis/hasta 13:00 horas/Uhr



Lugar/Ort: Bauernhof Pinke-Panke - Am Bürgerpark 15-18, 13156 Berlin

Guías de la excursión/Ausflugsleiter:

Montse González Tovar (espanol) & Micha Peters (alemán)

Más información - cómo llegar/Mehr Infos + Anfahrt: www.kinderbauernhof-pinke-panke.de


Inscripciones:

Lorena Mercado

e-mail: globitooo@hotmail.com

Mobil: 0176-80135135



MaMis en el escenario oficial

Los días 21 y 22 de agosto, se eligieron como las fechas de Puertas Abiertas de distintos ministerios en Berlín. Con muy poco tiempo, nosotras logramos enterarnos de estos mega eventos a través de nuestras contrapartes institucionales, ambas ya posicionadas en este país por muchos anos: ANE e.V. y el Spielmittel Prenzlauer Berg eV. Sin esta información, hubiera sido difícil haberla encontrado sin problemas.
Justamente por nuestras relaciones institucionales, logramos la información sino también la posibilidad de participar con nuestro proyecto por partida doble. Estuvimos presentes tanto en el Ministerio de Familia como en el de Cooperación al Desarrollo. En pocos días pudimos juntar a 7 mamás que acompanaron los dos días sendas presentaciones del grupo así como procurar ampliar nuestras redes. Todas quedaron muy lindas. En el Ministerio de Familia estuvimos: Raquel Relucio (Espana), Queta Hahn (Perú), Andrea Rossi (Argentina), Claudia Tribin (Colombia) y yo. En el BMZ, estuvimos: Juana Corral (Colombia) y Marita Orbegoso (Perú) acompanando al Sr. Zoels.


Como he comentado ya a mis companeras, a mí que elegí estar los dos días en ambos ministerios, llamó mi atención que sobre todo en el Ministerio de Familia, hubiera una casi total ausencia de familias migrantes o por lo menos, biculturales. Ni siquiera se me ocurre una crítica acertada. Solo transmito una observación de facto que me ayuda a entender uan de las frecuentes respuestas de instituciones alemanas cuando empiezo un contacto: la comunidad hispanohablante en Berlín se ve solo en determinados espacios. Por cuestiones de interés diverso - personal, académico, amical, etc - sé que los latinos o la comunidad hispana está muy bien organizada y que realizan eventos sobre todo culturales que movilizan a mucha gente pero es verdad que difícilmente se les ve en estos otros espacios de la vida institucional alemana.

La voz para defender nuestros derechos también pasa por hacer fuerte la voz de nuestras familias

Es un hecho que cuando me quiero relacionar a aspectos de solidaridad o desarrollo, mi forma de hacerlo es a través de mi grupo Infosstelle Peru. Desde allí, sigo conectada con lo que acontece enmi país, con campanas específicas que defienden los DDHH y el derecho al desarrollo. Desde allí organizo actividades en Berlín para mantener informados a los alemanes sobre lo que pasa en mi país. Sin embargo, desde que tuve a mi hija, me sentí responsable de hacer algo por personas como yo que por una razón u otra optaron por vivir en Alemania.
Desde que formamos MaMis en Movimiento, las iniciativas que han surgido junto a los contactos ganados me hacen notar que no siempre se nota que estamos aquí. Yo creo en la lucha por los derechos humanos y la equidad y no he dejado de ser activista en ese ámbito pero siento también que todo aquéllo que favorece una relación saludable al interior de mi familia es también muy valioso. Desde allí es posible generar mayor conciencia sobre lo que nos falta y lo que tenemos; sobre la necesidad de ganar la atención pública - a nivel social y político - para hacer más visible nuestro aporte a la sociedad alemana y así construir proyectos y acciones que beneficien a más familias como las nuestras; las que no son puramente alemanas.

Estando varias horas en uno y otro minsiterio, me di cuenta que familias como las nuestras no se hacen presentes allí donde empiezan a generarse las políticas públicas y demás acciones de peso institucional. Falta de información, el sentimiento de no sentirse bienvenidos, el sentir que no se gana nada con esto podrían explicar el por qué del NO VOY pero créanme, se aprende mucho. Existen muchas intituciones amigables y proactivas con las familias migrantes y muchas oportunidades que sin información, se pueden perder.

Ahora estoy en casa, reflexionando y ordenando ideas y las nuevas alianzas ganadas. Es verdad que hay mucho nuevo tabajo pero también me siento contenta porque así siento que vamos avanzando. Y saben qué, fue bonito compartir algo de esto con mi familia. Para que yo pueda avanzar, él y ella deben caminar conmigo y ése es un intento del día a día.

Un abrazo muy grande y muy buena semana!

domingo, 15 de agosto de 2010

Paderborn: un viajecito con la princesa


Desde hace tiempo decidí tomarme una semana entera de paseo con mi hija. Su Kita había hecho una pausa de 2 semanas por las vacaciones y tanto yo como muchos otros padres nos preguntábamos qué hacer en esas fechas. La primera semana, me dejé llevar por sus gustos: unas veces pintar, otras salir al parque, a un café o jugar en la arena con nuevos amigos. Las siestas se prolongaban hasta casi 3 horas por día pero la hora de acostarse siempre se hacía larga.

La segunda semana, opté por salir de Berlín y viajamos a una pequena ciudad de Nordern Westphalien llamada Paderborn. Los amigos que contacté para tal ocasión son una pareja joven con un nene de 3 meses. Ella, fue mi alumna en la escuela y la tuve conmigo dos anos, entre los 11 y los 13 anos de edad. A él, lo conocí en Berlín cuando ya casados, nos dieron una visita. A ella no la había visto por más de 15 anos y fue una tremenda casualidad volvernos a encontrar a tantas millas de nuestros países de origen.

Yo le estuve comentando de mi hija, la familia y las MaMis y ella fue un poco más lejos. Cuando llegué a Paderborn, había preprado un grill con una pareja de amigos mexicanos con un bebé también de pocos meses. Mi ex alumna, era otra latina profesional. Su amiga, otra mami con muchas competencias y bastó hablar unos minutos para encontrar muchos puntos de discusión en común así como expectativas por desarrollar en forma organizada. Cuando le pregunté sobre el número de madres latinas en la ciudad, me contaron que conocían a dos más pero que estas personas tenían otras conocidas. Efectivamente, la red aun no estaba armada pero tenía chances de formarse.

Cuando veo este tipo de situaciones, me doy cuenta que aun en los lugares “con pocos extranjeros” es posible dar lugar a la organización y el espacio para el diálogo. Este es siempre productivo en cualquier momento, y más cuando puedes hacerlo en tu propia lengua. Fue aun más interesante compartir después historias más personales, inquietudes y sobre todo, encontrar formas de integrarse a nuestro grupo a pesar de la distancia.

Qué rico es notar los puentes y no los abismos ... pienso ahora en setiembre y en otros momentos para fortalecer nuevas amistades...


Mi princesita y yo

Hay muchas ganancias por compartir pero también fue importante estar solo con Rosa Linda y conocerla de otra forma. Allá me di cuenta que puede ser muy bulliciosa en contraste con el silencio de una ciudad pequena. Noté además que el agua y sobre todo las fuentes, la relajan mucho y que ahora valdría la pena incluir en nuestros paseos muchas visitas a lugares con chorros de agua que pueden mirarse sin tocar. Ella disfruta mucho posar las manos sobre el agua, sin mojarse demasiado; algo diferente a banarse en la piscina o dejarse empapar por la lluvia. He notado que es muy deportista y suele balancearse en la barra superior de las resbaladoras antes de deslizarse.

Lo más lindo ha sido amanecer con ella cada manana y sentir su carita sonriente y feliz por estar conmigo.

Ya de regreso a nuestra gran ciudad, ella deberá regresar a la Kita y yo a extranarla o dejar que siga inspirando más lo que me queda por trabajar. Por el momento, estoy con la expectativa de verla volar como una mariposa. Manana le toca ese papel en un cuento de nuestro taller de Literatura. Yo sé que sí sabe volar y lo hace en muchos colores.

viernes, 6 de agosto de 2010

Entrevista de mamá a mamá


Hola, esta es una entrevista que realizó otra mami como yo. Ahora mismo es una nueva integrante de las MaMis para ofrecernos su tiempo y conocimientos, siempre bienvenidos en el grupo.

El día de la entrevista (21 de junio) llegó con su bebita de 3 meses y me recordaba a mí misma en mis primeros meses de mamá, recorriendo las calles de Berlín para organizar una conferencia sobre DDHH y los 5 anos de la CVR peruana. Ciertamente, fue por eso y no por su cabello rubio y ojos azules. Debajo va la entrevista y ojalá pueda colgar el vídeo posteriormente.

Gracias Katia por compartir tanta caliez con nosotras y saludos a tu familia. Aquí va:


Entrevista con Marita

Marita me abre la puerta de su apartamento en Prenzlauer Berg. Me da la bienvenida y me pide que espere un momento para que termine un correo electrónico que está escribiendo en su pequeña computadora en la mesa de la cocina. Marita trabaja en cada momento libre, cuando su hija Rosa Linda de 2 años está durmiendo o cuando está en la “Kita”. Pasamos al salón donde nos sentamos en el sofá. En las estanterías hay libros en español, inglés y alemán. Ella me explica que en su familia no hay ninguna “lengua de casa”. Todas las que pasan por aquí tienen el mismo peso y valor. Los padres hablan inglés entre ellos y con la hija cada uno habla en su lengua materna, Marita en español y el papá en alemán. La pequeña contesta en ambas lenguas. A veces sus padres tienen la impresión de que entiende también el inglés. Marita no habla mucho alemán. Está convencida de que en su caso, la integración ha funcionado sin saber la lengua perfectamente. Pero para su hija el bilinguïsmo le parece importante. Es un hecho que ella vive entre dos lenguas y dos culturas.


Una historia y algo más

Marita no aparenta la edad que tiene (42 años). Tiene una manera de hablar que muestra su energía, su pasión y la fuerza con la que emprende sus proyectos. Sus ideas nacieron en un momento de cambio en su vida: Vino a Berlín en 2005, casada y con una beca. Al principio era difícil vivir en Alemania, Marita no tenía muchos contactos, no sabía hablar alemán, la relación con su marido a quien quería demostrar que podía vivir en otro país lejos del Perú, se complicó aun más y se rompió poco después. Tenía que “reconstruirme” dice ella y fue bueno conservar la amistad con su ex.... Un año mas tarde conoció a Christian, el papá de Rosa Linda, su hija nació y le cambió la vida. Este nacimiento la hizo nacer de nuevo a ella también. Así empezó su deseo por conocer su nueva vida junto a otras mujeres en la misma situación: mujeres fuertes como ella, migrantes y madres al mismo tiempo.

Hoy, 7 meses después de la fundación de “MaMis en Movimiento”, el grupo cuenta con 20 madres hispanohablantes que comparten sus sueños, sus ideas y sus inquietudes. El objetivo es fortalecer vínculos positivos con otras madres, informar sobre la vida en Alemania, promover el bilinguïsmo y ayudar a las mujeres a integrarse social y profesionalmente. El grupo organiza conferencias, fiestas interculturales, reuniones, cursos de alemán temáticos, cursos de iniciación musical temprana y, además, está preparando una revista digital, especializada en los temas del grupo: Maternidad y Migración. Marita misma escribe un blog sobre su vida como madre migrante en Berlín. Cuenta sus experiencias en Alemania, el desarrollo de su hija, los momentos con las “MaMis”. Me impresiona este dinamismo. Marita me dice que todas las mujeres en este grupo son personas con muchas ideas, trabajadoras, con mucha energía y que el grupo “saca lo mejor de cada una” porque cada una tiene la oportunidad de identificar cuál es su potencial y desde allí se ubica en una función específica en el grupo. Lo que les une es la Maternidad y la Migración, y de allí viene su nombre: MaMis.


Qué podemos decir de MaMis en Movimiento?

Todas son de varios países hispanohablantes y aunque sus parejas sean de origen diferente, todas han experimentado la misma soledad al comienzo de su vida en Alemania, todas están y se saben calificadas, han estudiado y trabajado en sus países y ahora están aquí con niños y trabajando no siempre en su área de expertise. Marita no se conforma con ser “solamente” madre. El hecho de que el trabajo remunerado que realiza no sea muy demandante en términos económicos o de tiempo, le permites desarrollar aquellos aspectos que la destacan como profesional. A ella le parece un lujo que en Alemania se pueda recibir dinero del Estado para quedarse en casa con los niños. Ella proviene de un país donde el Estado está ausente y donde las madres vuelven a trabajar poco después del parto. Por eso, le tomó un tiempo asumir que podía beneficiarse del “Elterngeld” como un derecho ganado y no como una respuesta paternalista.


Perú y Alemania

Marita ha notado muchas otras diferencias entre su país y Alemania aparte de la cultura y de la educación de los hijos. Y trata de rescatar lo bueno que hay en cada sistema como una estrategia para sobrevivir. Es importante mirar lo bueno y las oportunidades que tenemos y no quedarnos solo en lo malo, que también existe, claro. Temas como la seguridad ciudadana por ejemplo (aquí en Alemania se puede salir hasta cualquier hora sin peligro siendo mujer), la posibilidad de realizar proyectos, las ayudas que ofrece el estado y la puntualidad como un valor de respeto al otro, son aspectos importantes. Al igual que ella, las otras MaMis encuentran muy positivo los muchos espacios para madres y niños que hay en Berlín. Sin embargo, no basta con vincular a la mujer con hijos solo como madres. Extisten otras necesidades por atender. Para compensar estas faltas, las MaMis organizan conferencias con el apoyo de baby-sitter para que las madres tengan las condiciones para reflexionar y analizar distintos temas y no se sienten reducidas a un solo punto de su múltiple identidad.

Hablando de ser madre, Marita tiene que irse. Ya es hora de recoger a su hija de la Kita bilingüe hispano-alemán que queda en otro distrito, algo lejos de su casa. Al final le pregunto si quiere quedarse en Alemania, en Berlín. Sí, claro. ¿Porqué no?, me contesta pero no para siempre. ¿Regresar al Perú? Sí, tal vez, en un futuro lejano. Marita sonríe, hasta entonces todavía quedan muchas cosas más para poner en marcha...

Marita no sólo me ha abierto la puerta de su casa sino también la puerta a un mundo nuevo con nuevas perspectivas. Y ahora yo también me animo a caminar con ella y con las MaMis.

Vídeo: El vídeo grabamos durante la entrevista. Los pequeños sonidos de fondo son de mi hija de 3 meses.

Katia Wild

Estudiante de Espanol

Frei Univesität (FU) Berlin

domingo, 1 de agosto de 2010

Celebrando al Perú en Berlín - otra vez el Mauerpark



El 28 de julio fue el aniversario de la independencia de mi país. Como siempre, esta fecha movilizó a muchos peruanos y peruanas que viven en el extranjero. En Berlín hubo hasta 4 días de festejo alternando nuestra buena comida con música y bailetón. Inclusive se vive una especie de novena (9 días después), a la usanza de las fiestas religiosas de los pueblos porque los evestos siguen en varios lugares hasta el 8 y 10 de agosto.

A diferencia de otros anos, éste fui al Mauerpark pasado el mediodía y no solo me sirvió para vincularme de alguna forma con mi país sino que me eencontró con muchos amigos y amigas que no había podido ver en mucho tiempo.

En el Perú hubiera sido muy difícil sostener un intercambio libre y espontáneo, gente de distintas clases sociales. Las diferencias sociales y económicas como en toda sociedad capitalista, se dejan notar hasta en el estómago. Sin embargo, en la migración, esas diferencias suelen desaparecer o al menos, disminuirse. En Berlín, los "blanquitos" , los mestizos y los andinos o selváticos bailamos y nos divertimos juntos y nos sentimos unidos por la "peruanidad". Hablo, sobre todo, de quienes nos abrimos a estos espacios "populares" de peruanidad. Esta es otra ventaja que nos trae la migración.

El otro aspecto que me gusta de estas fiestas es la apertura a otras culturas latinoamericanas que encontramos en los distintos stands que se abren allí. Se puede celebrar comiendo arepas colombianas, burritos mexicanos o bebidas de distintos lugares, sin el temor de competir con el pisco sour, el cebiche o el arroz verde peruanos.

Mi hija y yo, por supuesto, degustamos de cada minuto y companía que iba apareciendo durante la tarde y bailamos hasta rendirnos. Una pena que mi amorcito estuviera ayudando a su familia en algunos menesteres y no compartió esta vez la celebración. Aun así quedó el calentadito del día siguiente y las muchas historias que motivarán a mantener la tradición con el paso de los anos.

DEbajo les dejo un pedazo de la tarde... como en cualquier barrio popular de Lima.


Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??