Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

viernes, 6 de agosto de 2010

Entrevista de mamá a mamá


Hola, esta es una entrevista que realizó otra mami como yo. Ahora mismo es una nueva integrante de las MaMis para ofrecernos su tiempo y conocimientos, siempre bienvenidos en el grupo.

El día de la entrevista (21 de junio) llegó con su bebita de 3 meses y me recordaba a mí misma en mis primeros meses de mamá, recorriendo las calles de Berlín para organizar una conferencia sobre DDHH y los 5 anos de la CVR peruana. Ciertamente, fue por eso y no por su cabello rubio y ojos azules. Debajo va la entrevista y ojalá pueda colgar el vídeo posteriormente.

Gracias Katia por compartir tanta caliez con nosotras y saludos a tu familia. Aquí va:


Entrevista con Marita

Marita me abre la puerta de su apartamento en Prenzlauer Berg. Me da la bienvenida y me pide que espere un momento para que termine un correo electrónico que está escribiendo en su pequeña computadora en la mesa de la cocina. Marita trabaja en cada momento libre, cuando su hija Rosa Linda de 2 años está durmiendo o cuando está en la “Kita”. Pasamos al salón donde nos sentamos en el sofá. En las estanterías hay libros en español, inglés y alemán. Ella me explica que en su familia no hay ninguna “lengua de casa”. Todas las que pasan por aquí tienen el mismo peso y valor. Los padres hablan inglés entre ellos y con la hija cada uno habla en su lengua materna, Marita en español y el papá en alemán. La pequeña contesta en ambas lenguas. A veces sus padres tienen la impresión de que entiende también el inglés. Marita no habla mucho alemán. Está convencida de que en su caso, la integración ha funcionado sin saber la lengua perfectamente. Pero para su hija el bilinguïsmo le parece importante. Es un hecho que ella vive entre dos lenguas y dos culturas.


Una historia y algo más

Marita no aparenta la edad que tiene (42 años). Tiene una manera de hablar que muestra su energía, su pasión y la fuerza con la que emprende sus proyectos. Sus ideas nacieron en un momento de cambio en su vida: Vino a Berlín en 2005, casada y con una beca. Al principio era difícil vivir en Alemania, Marita no tenía muchos contactos, no sabía hablar alemán, la relación con su marido a quien quería demostrar que podía vivir en otro país lejos del Perú, se complicó aun más y se rompió poco después. Tenía que “reconstruirme” dice ella y fue bueno conservar la amistad con su ex.... Un año mas tarde conoció a Christian, el papá de Rosa Linda, su hija nació y le cambió la vida. Este nacimiento la hizo nacer de nuevo a ella también. Así empezó su deseo por conocer su nueva vida junto a otras mujeres en la misma situación: mujeres fuertes como ella, migrantes y madres al mismo tiempo.

Hoy, 7 meses después de la fundación de “MaMis en Movimiento”, el grupo cuenta con 20 madres hispanohablantes que comparten sus sueños, sus ideas y sus inquietudes. El objetivo es fortalecer vínculos positivos con otras madres, informar sobre la vida en Alemania, promover el bilinguïsmo y ayudar a las mujeres a integrarse social y profesionalmente. El grupo organiza conferencias, fiestas interculturales, reuniones, cursos de alemán temáticos, cursos de iniciación musical temprana y, además, está preparando una revista digital, especializada en los temas del grupo: Maternidad y Migración. Marita misma escribe un blog sobre su vida como madre migrante en Berlín. Cuenta sus experiencias en Alemania, el desarrollo de su hija, los momentos con las “MaMis”. Me impresiona este dinamismo. Marita me dice que todas las mujeres en este grupo son personas con muchas ideas, trabajadoras, con mucha energía y que el grupo “saca lo mejor de cada una” porque cada una tiene la oportunidad de identificar cuál es su potencial y desde allí se ubica en una función específica en el grupo. Lo que les une es la Maternidad y la Migración, y de allí viene su nombre: MaMis.


Qué podemos decir de MaMis en Movimiento?

Todas son de varios países hispanohablantes y aunque sus parejas sean de origen diferente, todas han experimentado la misma soledad al comienzo de su vida en Alemania, todas están y se saben calificadas, han estudiado y trabajado en sus países y ahora están aquí con niños y trabajando no siempre en su área de expertise. Marita no se conforma con ser “solamente” madre. El hecho de que el trabajo remunerado que realiza no sea muy demandante en términos económicos o de tiempo, le permites desarrollar aquellos aspectos que la destacan como profesional. A ella le parece un lujo que en Alemania se pueda recibir dinero del Estado para quedarse en casa con los niños. Ella proviene de un país donde el Estado está ausente y donde las madres vuelven a trabajar poco después del parto. Por eso, le tomó un tiempo asumir que podía beneficiarse del “Elterngeld” como un derecho ganado y no como una respuesta paternalista.


Perú y Alemania

Marita ha notado muchas otras diferencias entre su país y Alemania aparte de la cultura y de la educación de los hijos. Y trata de rescatar lo bueno que hay en cada sistema como una estrategia para sobrevivir. Es importante mirar lo bueno y las oportunidades que tenemos y no quedarnos solo en lo malo, que también existe, claro. Temas como la seguridad ciudadana por ejemplo (aquí en Alemania se puede salir hasta cualquier hora sin peligro siendo mujer), la posibilidad de realizar proyectos, las ayudas que ofrece el estado y la puntualidad como un valor de respeto al otro, son aspectos importantes. Al igual que ella, las otras MaMis encuentran muy positivo los muchos espacios para madres y niños que hay en Berlín. Sin embargo, no basta con vincular a la mujer con hijos solo como madres. Extisten otras necesidades por atender. Para compensar estas faltas, las MaMis organizan conferencias con el apoyo de baby-sitter para que las madres tengan las condiciones para reflexionar y analizar distintos temas y no se sienten reducidas a un solo punto de su múltiple identidad.

Hablando de ser madre, Marita tiene que irse. Ya es hora de recoger a su hija de la Kita bilingüe hispano-alemán que queda en otro distrito, algo lejos de su casa. Al final le pregunto si quiere quedarse en Alemania, en Berlín. Sí, claro. ¿Porqué no?, me contesta pero no para siempre. ¿Regresar al Perú? Sí, tal vez, en un futuro lejano. Marita sonríe, hasta entonces todavía quedan muchas cosas más para poner en marcha...

Marita no sólo me ha abierto la puerta de su casa sino también la puerta a un mundo nuevo con nuevas perspectivas. Y ahora yo también me animo a caminar con ella y con las MaMis.

Vídeo: El vídeo grabamos durante la entrevista. Los pequeños sonidos de fondo son de mi hija de 3 meses.

Katia Wild

Estudiante de Espanol

Frei Univesität (FU) Berlin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??