Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

sábado, 2 de octubre de 2010

Muchas dimensiones - Un solo YO

Estos tiempos modernos nos ponen en jaque diariamente. Las posibilidades de hacernos un lugar en el mundo se han diversificado para todos. Se habla de momentos claves en la historia: las revoluciones y la identificación de los derechos humanos, la revolución industrial, la revolución sexual...

Las mujeres nacemos en un mundo pleno de posibilidades que ni siquiera la pobreza ha podido frenar. Existen ejemplos dignos de recordar cuyo contexto de carencia, la fuerza personal y la resilencia nos ha dado perfiles a seguir y que hasta hoy nos inspiran. Sin embargo, nada como la maternidad, para sentir que un conjunto de dilemas se instalan en nosotras y que en otros contextos personales no hubieran sido problemáticos.

Mujer y Madre

Cuando pienso en estas dos palabras veo que el balance de sus contenidos difícilmente puede vivirse con entera plenitud. Pensar en mí como mujer me devuelve a mis gustos, mis pasiones y demás posibilidades. Cuando me pienso como madre, las miles de emociones que atraviesan mi corazón y mente se trasladan a terceras personas quedando yo a veces casi invisibilizada. Qué hace que esto ocurra?

La maternidad, más para mujeres primerizas como yo, se presenta como una experiencia cargada de incertidumbres y ambivalencias. La personita nueva que tenemos en frente nos conmueve pero también supone una serie de auto-restricciones, sobre todo en la primera infancia hasta los 3 ó 5 anos, dependiendo del caso. Las altas demandas de atención, la lactancia y los efectos en nuestras horas normales de sueno, sumadas a los cambios hormonales y las dudas frente a las novedades de esta etapa, nos ponen casi siempre en un segundo plano.Y aunque esta situación es pasajera, es siempre un riesgo para la salud mental pensar que esto será así para siempre. Le siguen a este sentimiento, la angustia y ciertas formas de infelicidad que de no ser llevadas bien, pueden afectar hasta nuestra vida de pareja y la de los amigos.

Los tiempos modernos en contextos de migración nos traen aun nuevas trabas. Ser mamá en un país extrano trae lógicamente más inquietudes frente a lo que es correcto o no en relación a la educación y desarrollo de nuestros hijos. La referencia a nuestra propia madre - en lo que considero estoy o no de acuerdo - nos asalta frecuentemente. Y es mucho más complicado cuando esa referencia dista mucho de lo que se dice en Alemania.

Aunque no llega a ser un drama, es muy confuso para una madre primeriza ver tantos contrastes entre lo que "yo aprendí"y lo que "es" en mi momento presente. En Perú por ejemplo, se recomienda el plátano o banana para aflojar el estómago. Aquí, se dice que causa estrenimiento. En Perú se evita lo helado cuando hay tos o problemas con la garganta; aquí se recomienda comer un helado para apaciguar la tos. Qué hacemos entonces?

Yo he aprendido de muchas otras mamás en igualdad de condiciones que las mías, que lo más importante es seguir al corazón y que solo de ensayo y error se puede aprender. Además, los ninos cuando son escuchados de verdad, nos lanzan los mejores indicadores para saber si lo estamos haciendo bien o no. Cuánto escuchamos de verdad a nuestros ninos? De ello dependerá una respuesta más oportuna y libre de tensiones o posteriores auto-críticas, muchas veces fuertes e injustificadas.

Pero además de madre, dónde estoy yo?

Personalmente, me siento muy reconfortada cuando puedo explicarme el por qué de ciertas cosas, especialmente si se trata de sentimientos. Uno que más aflora por no ser la madre o la pareja perfecta, es la culpa. Culpa por no tener tiempo, por estar cansada, por no tener limpia la casa o por otras miles de razones. Pocas veces el tiempo está para reconocer qué es lo que realmente quiero y necesito para ser feliz.

Cuando me hacía estas preguntas fue muy importante encontrarme con las reflexiones de Marcela Legarde. En pocas frases, me ayudó a aclarar muchas dudas y percepciones sobre mí misma. Ella indica que las mujeres de hoy aun con éxito profesional pretendemos ser muy "modernas" ante el mundo pero seguimos siendo muy "tradicionales" en la intimidad. Esta dicotomía obviamente nos genera conflictos porque no se puede hacer todo sola y mucho menos cuando esto se da por un debe ser sin cuestionamientos. El concepto que ella utiliza para describir esta situación es sincretismo de género.

Otro aspecto que ella analiza es el amor como construcción social y cultural. Al hacerlo concluye que dicha construcción basada en una concepción patriarcal, define la identidad de género de las mujeres. Esta identidad se expresa en el amor a los demás y no a sí misma y es por ello que nosotras solemos sobrevalorar el hecho de ser amada o amar por encima de necseidades básicas como la educación o la salud. Este amor hacia afuera no permite hacerlo en libertad plena y por ello sugiere que para amar, es necesario conocer y sobre todo conocerse a sí misma. Este ejercicio se puede lograr creando espacios de enculturación, de diálogo, donde las mujeres podamos aprender unas de las otras.Un tercer concepto, igualmente importante para mí es hablar de las ciudadanas pactantes, en el sentido que nos debemos abrir a nuevas negociaciones especialmente con la pareja ya que en ella convive un cúmulo de complejidades y aspectos como el poder, el dinero, la intimidad, etc. y es allí en definitiva donde podemos luchar por una vida con más equidad entre hombres y mujeres. Tener prácticas más democráticas en la familia, será muy importante para nuestros ninos y sus formas de percibir a su futura pareja.

Cuando pienso en la recurrencia de los sentimientos de culpa con el que solemos vivir la maternidad entre otras cosas, me parece útil intentar centrarnos en nosotras mismas e iniciar un proceso de auto conocimiento. Yo estoy en ello y es muy importante darse un tiempo para escucharse y para escuchar a otras mujeres como yo.

La invitación está abierta y queda en cada una abrir o cerrar la puerta de la comunicación. Tu voz interior es la que puede hacer más honesta tu relación con el mundo y un diálogo real entre iguales.

Referencia: Marcela LEGARDE (2005) Claves feministas para la negociación en el amor .
Marcela Legarde acuñó el término "feminicidio" para caracterizar las muertes ocurridas en Ciudad Juárez, zona fronteriza entre México y los EEUU. Es feminista, política de izquierdas y se ha mantenido activa en sus ideas y principios sin dejar la academia.

3 comentarios:

  1. Marita, me encantan Tus reflexiones, me identifico totalmente!

    ResponderEliminar
  2. querida Yazmín, felicitaciones por tu blog!

    ResponderEliminar

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??