Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

miércoles, 12 de agosto de 2015

Zesch am See, el placer del agua y el silencio

Para peruanas como yo, vivir la experiencia de los lagos en Berlin ha sido más que un descubrimiento.  Una de las cosas que  me ha enseñado la maternidad ha sido descubrir y vivir el placer de los lagos. Y en Berlîn, hay muchísimos, y a veces muy cerca de casa. A veces usamos el pretexto del dinero para mantener esa sensación que nos perturba sin explicación alguna. Nos montamos en la queja y nos quejamos. Nos quedamos en casa y obligamos a la alegría a no despertar....

Tomarse un par de días y dejarse impregnar por el aire libre, un paseo por el bosque después de un día largo de sol, son una delicia. Se puedo hacer solo o no. La compañía de los niños/as, la pareja y/o un par de buenos amigos, además de la mochila con la merienda hecha en casa hace todo aun más placentero.

Cuando mi niña aun iba a la Kita aprovechaba algunos viernes para ir a algún lago con ella. Ahora que està en la escuela, las oportunidades parecieran haber disminuido, pero en realidad, solo han cambiado. Los lagos y los bosques siguen allî con toda su magia y belleza.

No he escrito hace bastante tiempo sobre eso, así que solo puedo limitarme a algunos pocos. Hoy quisiera presentarles el Zesch am See. Esta zona està en la región de Brandenburgo , en una zona llamada Zossen. En auto demora una hora y media; y un poco màs por tren. El lugar es una esquina de la RDA con algunas familias de gente mayor que llevan de vez en cuando a sus nietos. Hay un hermoso bosque en el que se pueden encontrar setas Pfefferlinge -antes , las que consumía el pueblo, y ahora cada vez más caras si quieres comprarlas - entre otras, mejor después de tiempos de lluvia. Hay también un nuevo retarurant con productos de la región llevada por una joven pareja de chefs que se han instalado aquí después de una intensa experiencia culinaria internacional. Se llama Märkische Traube y lo que hemos probado nos ha encantado! La opción de acampar o alquilar un bungalow son también posibilidades al alcance de todos los bolsillos.  En cualquiera de los casos, se cuenta con agua tibia y caliente. Una ducha pública con llave y un cuarto de baño con todo a disposición en las casitas, que ademàs cuentan con una terraza si se desea comer fuera. Les anticipo que los propietarios no son la mejor fuente de amabilidad, pero cómo perderse la maravilla por una mala cara?
Después de varios cambios de planes, pasamos una buena parte de nuestras vacaciones aquí y felizmente,  nos acompañó el mejor de los climas, entre 23 y 38 grados por una semana consecutiva.

Para quienes quieren pasar una velada romántica, Zesch am See es tambièn una linda oportunidad. Después de 10 minutos caminando por el bosque, existe un borde del lago con mesas y bancos preparados para ver el pueblo y el lago azul. Si los niños no están o pueden quedarse con amigos, es posible aprovechar esa boca de agua para esperar la noche con velas y la voz apacible del lago.  Yo aun no lo he hecho, pero ahora que conozco este lugar, lo intentaré por lo menos una vez. Otra experiencia a recomendar es esperar la llegada de la noche y ver cómo se puebla de estrellas, de las estáticas y las fugaces. En menos de media hora, contamos 8 estrellas fugaces, arropados por las mantas, cojines y colchas que llevamos para la ocasión, y un vino tinto para compartir.

Ahora estoy cerca a nuestra hamaca, la que hemos colgado entre dos árboles que dan hacia el lago con un fondo musical que mi marido prepara para ocasiones especiales: una mezcla de ritmos latinos, música electrónica y pop. A lo lejos, veo a dos amigas que se han llevado a nuestros niños a nadar y a probar fuerzas, al otro extremo del lago. Mi hija grita y me advierte que ya están llegando. Se han llevado un par de flotadores por si los más pequeños como mi niña, no aguantaran.... pero lo han logrado y así como sus caritas, veo asomar sus risas o mejor dicho, carcajadas por la expedición realizada con los mayores.

Llega el momento de organizar la comida entre todos, porque el hambre siempre acecha cuando se ha nadado mucho... Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??