Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

sábado, 14 de noviembre de 2009

MaMis en Movimiento - haciéndose al andar


MaMis en Movimiento no alude a training o ejercicios físicos de madres y sus hijos/as. Se trata más bien de un proceso de poner en marcha ideas, propuestas individuales y colectivas, y sobre todo reflexiones en torno a la combinación de dos aspectos que caracterizan a nuestro grupo: Maternidad y Migración.

Un aspeco importante que moviliza a MaMiS en Movimento es definitivmente la necesidad de impulsar una forma de integración en la que no solo cuenta la idea de "adaptarnos" a Alemania sino que considera también el aporte que nosotras podemos brindar. En nuestro caso, además de ser expresión de la cultura iberoamericana o latinoamericana, y todo lo que ello representa, nosotras queremos compartir nuestra experiencia de mujeres creativas y profesionales en el contexto de la migración. Ciertamente, el enfoque de nuestra apuesta está cruzada por la experiencia de la maternidad y esto implica nuevos desafíos y transformaciones tanto en las concepciones de familia existentes en Alemania como nuevos patrones de crianza, alimentación, formas de cuidar a nuestros/as hijos, higiene y a cómo manejamos nuestras emociones. De allí que la faceta de planificación que tenemos en frente, deba considerar más de una variable y atender a la resignificación de lo que supone ser madre en nuevas condiciones y contextos.

Todos estos deseos / objetivos demandan un tiempo especial de reflexión y análisis; también un tiempo de ensayos y pruebas sobre lo que podemos hacer en grupo. Este mismo tiempo nos ha ayudado a afinar qué rutas explorar y conocer. Nuestra experiencia indica que el nivel institucional alemán es muy receptivo a este tipo de iniciativas pero se gana mucho más cuando tú te conviertes en otra contraparte institucional. La posibilidad de ser reconocidas individualmente nos ha ayudado a superar este "bache", considerando que somos un grupo muy joven como para optar por una asociación legalmente constituida. En nuestra última asamblea hemos pensado que el futuro lógico de nuestro proyecto será ser una entidad registrada con toda la formalidad del caso y que aun en la etapa de no serlo, es importante reglamentar y organizarnos. Esto significa que la posible legalidad del grupo no es una presión para movernos institucionalmente. Es importante aprender a gestionar recursos, organizar tiempos y planificar actividades a corto, mediano y largo plazo, aun sin ser una asociación legal o Verein como se dice en alemán.

En esta perspectiva, el grupo necesita asentar su identidad en la práctica y a que sus miembros sean honestas y transparentes frente a lo que pensamos y sentimos. Otro aspecto importante es la necesidad de abrir canales de intercambio y nuevos contactos (networking). Por el momento, nuestro grupo va haciéndose un lugar en algunos barrios de Berlín. Hemos negociado tener un espacio mensual en la Ludoteca de Prenzlauer Berg. Tenemos la oferta de animar el espacio virtual de la Asociación de Padres de Familia alemán en la comunidad hispano hablante ya que hasta el momento este grupo no está cubierto. Vamos coordinando con algunas instituciones de migrantes con la finalidad de buscar asesoría o realizar proyectos como contrapartes. De este modo, están en nuestra primera línea de contactos, la Asociación de Mujeres Latinoamericanas Xochicuicatl, Der Berliner Entwicklungspolitische Ratschlag (BER e.V.), der Initiative Selbständiger Immigrantinnen, ISI e.V. y la Fundación Nord-Sud Brücken. Otras más van sumándose y nos sentimos respaldadas.

Caminar en grupo tiene muchas ventajas. Es mucho mejor que andar en solitario y más ventajoso aun cuando se comparte aspectos básicos de la identidad como es el caso de MaMis en Movimiento. Somos mujeres, latinoamericanas o hispanohablantes, con niños menores de 6 años, migrantes y con una vida productiva que nos definía antes de la maternidad. Luego de vivir en Berlín, todas hemos aprendido a vivir en este país y sobre todo a convivir. En buena cuenta, hace falta hacer más explícita nuestra contribución a la cultura alemana y a la futura ciudadanía. Más adelante, esperamos compartir algo más de ello. Mientras tanto, entramos a un período de ordenamiento de nuestras prioridades, de lo que podemos dar a nuestra comunidad, aunque ésta no se parezca a la de donde venimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??