Caminando siempre con la Princesa de mis días

Caminando siempre con la Princesa de mis días

Uno avanza como puede, pero avanza. Este es un espacio para compartir esos pasitos de nina y mamá que estamos emprendiendo con otros seres humanos. Bienvenid@ a caminar con nosotr@s!

martes, 25 de mayo de 2010

Adiós a los panales?


Ayer 25 de mayo mi hija fue al bano y después de 20 minutos sentada en su bacín, gritó emocionada "mamá!!".

...

Cuando terminamos de desayunar, decidí empezar el ritual de llevarla al bano junto a su papi para que orinara o defecara sola. Obviamente, el ritual incluía un libro porque es lo que más le gusta de su entorno por el momento. Papi lo hace también y era muy gracioso ver a los dos pensando y pensando...

Cuando me llamó, yo esperaba que me mostrara alguna imagen del libro que leía pero luego se sumaron las felicitaciones del papi ya que mi hija había empezado a tomar confianza a la bacinica y dar rienda a su libertad limpia.

Es una anécdota extrana. Nunca me imaginé alegrándome por algo asociado a la escatología (en su sentido literario, no bíblico). Y sí, me alegré un montón sabiendo que mi hija sigue avanzando en su proceso de dejar los panales y sentirse un poquito más igual a los grandes de la casa.

No he conversado sobre esto aún con otras mamis pero imagino que la sensación siempre es positiva.

....

Hoy por la manana, lo intentamos otra vez.... pero no funcionó. Ella no estaba lista así que le puse el panal otra vez. Con el tiempo que llevo siendo mamá he aprendido a tener paciencia sobre los cambios que experimenta mi hija. A veces no son los puntuales y consistentes con los que yo suelo conducirme en la vida. Debo aprender a sorprenderme por el día a día y el detalle y darle un valor especial a los intentos aunque no lleguen necesariamente a convertirse en un acto con cierre y final.

Mi alegría de ayer es muy diferente hoy. Sé que ella lo intentó y que en su línea del tiempo y de aprendizajes, hay muchas posibilidades que pasan también por una realidad sin presiones.

Mi gordita se fue hoy a la Kita con su papi y otra vez con el panal. Vamos a ver cuándo lo deja. Ahora sí me refiero al sentido escatológico de la vida, en su sentido teológico.

3 comentarios:

  1. Es un proceso que varia de nene a nene. Tene paciencia. Cuando mi hija menor dejo los pañales (considera que yo tengo tres) senti un alivio, pues el trabajo se reducia lentamente ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola Mary soy tu hermana Patricia,hace bastante tiempo que Joaquín dejó los pañales pero recuerdo que tenía menos de 2 años y aprendió un verano,le quité el pañal y solo usaba calzoncillo de día y de noche ,los primeros días pedía pero le ganaba más que nada la orina pero cuando lo dejé con su charco en el suelo empezó a pedir ir al baño con anticipación o él mismo corría para que no le ganara.Fue graciosísimo.
    Felicito a mi sobrina que ya está volviéndose toda una niña grande.
    Cariños

    desde Perú para tí y Chris.

    ResponderEliminar
  3. gracias por sus comentarios y ánimo... esto de ser mamá es toda una experiencia y una multitud de aprendizajes. Saluudos a sus ninas y nino...

    ResponderEliminar

Le Petit Prince

Le Petit Prince
buscando a mama??